miércoles, 20 de mayo de 2015

¿QUÉ LEEN LOS JOVENES?


Revista INTERACCION No. 22

DISPONIBLE EN: http://interaccion.cedal.org.co/22-intervisiones02.html

Intervisiones
¿QUÉ LEEN LOS JÓVENES?

Por: Juan Carlos Torres Germain
Finanzas,Gobierno y Relaciones Internacionales, Externado de Colombia.

Durante la edad media leer o instruirse era un pecado pues el conocimiento era sólo para los sacerdotes o monjes. Todos los libros los poseía la Iglesia, el leer era un pecado y se castigaba como herejía. Luego, con la secularización del poder, la Iglesia perdió el monopolio del saber y la lectura y el conocimiento se convirtió en un derecho de la clase media y alta, con el pasar de los años la lectura se ha vuelto más accesible pues toda la sociedad que esté en capacidad de leer puede hacerlo.

Desde la antigüedad la lectura ha sido el mejor método para obtener conocimiento pues desde hace mucho tiempo se han usado los libros para transmitir saberes, anécdotas o simplemente historias fantásticas. Uno de los libros más importantes fue la Biblia que es un "libro sagrado o Escrituras, de judíos y cristianos" (Enciclopedia Microsoft Encarta, 99), este libro es el más conocido en el mundo y representa la esencia de la religión católica.

El siglo XX representó, entre otras cosas, la consolidación de los medios de comunicación en la sociedad, los más comunes son el televisor y el radio. En un segundo plano se ubican los periódicos que cumplieron una gran labor durante este siglo. Este medio de comunicación era el único que reunía información actual, información de interés, profundidad en la información y facilidad de acceso.

Cuando la sociedad comprendió que la lectura era una gran fuente de información y de conocimiento trató de implantarlo a los niños para que ellos desde pequeños tomaran el hábito de la lectura y obtuvieran un mayor nivel de cultura, este nivel de cultura obviamente creció en los países desarrollados donde había más opciones de educación.

Hace unos años la lectura era una forma de vida en muchos países pero con el pasar de los años esta costumbre desapareció y fue relevada por uno de los mayores inventos, la televisión. Desde su inicio, "se vaticinó que con la aparición de la televisión, el libro sería archivado" (El Tiempo). La televisión representaba una mayor facilidad y una forma más entretenida de aprender y actualizarse. "Para la gente es más fácil abrir los ojos y oprimir un botón. No hay ninguna resistencia. Las imágenes pueden resultar más impactantes que las letras. En los métodos didácticos modernos, se usa más el sonido, el movimiento, el color y la imagen" (El tiempo).

Los analistas dijeron que la aparición de la televisión iba a desplazar todas las actividades culturales y artísticas. El arte, como la pintura, la poesía y la escultura se vieron desplazados por la "caja mágica de imágenes", que usaba, para atrapar audiencia, el entretenimiento.

Este entretenimiento y facilidad de información hizo que tanto jóvenes como adultos, no todos, perdieran los hábitos de lectura y que prefieran ver en televisión lo que se trataba de expresar con palabras en un libro o en un periódico.

Hoy, en pleno siglo XXI, los jóvenes no leen sino lo estrictamente necesario para el colegio, pues la tecnología ofrece la mejor opción de entretenimiento representada en juegos de computador, video juegos y toda clase de programas y películas en televisión. Un niño normal prefiere jugar fútbol que leer una tira cómica, un joven normal prefiere navegar por Internet que leer el periódico y un adulto normal prefiere ver La Odisea de Homero en televisión que leer la extensa narración épica.

Por toda la situación de "no-lectura", el nivel de la educación en Colombia y en el mundo ha bajado mucho y es por esta razón que el analfabetismo es uno de los mayores problemas del globo terráqueo.

Según Juan Manuel Santos "los índices de lectura de la población colombiana son muy bajos y el descenso en la venta de libros en los últimos tiempos es bien preocupante" (El tiempo). Claro, esto se explica en que el joven de ahora no piensa en culturizarse sino en divertirse y para divertirse necesita de trago, música, amigos, juegos y en algunos casos extremos droga.

Este es otro factor que desincentiva la lectura, los jóvenes de hoy, me incluyo, lo primero que piensan es en estar con sus amigos y divertirse, lástima que ahora el alcohol se necesite para lograr una mayor diversión. Todo esto junto, la rumba, el alcohol, la televisión, en fin todo lo que representa la vida fácil es uno de los mayores enemigos de la lectura.

Muchos estudiantes y trabajadores que ya no leen le echan la culpa a la crisis que está atravesando el país, se dice que "por culpa de la recesión económica se ha alejado de los libros a los más fervientes aficionados a la lectura" (El tiempo). Este argumento es válido si se tiene en cuenta que hay cosas más importantes que comprar un libro, como comer o pagar un techo donde dormir. Lo que sí no justifica es que no haya plata para libros, pero si haya plata para la rumba, para el celular, para la gasolina de los dos carros y para el pago del salario de los dos choferes personales.

La lectura es un hábito muy importante que merece ser rescatado del olvido, pienso que entre todo existe un equilibrio y si se quiere se puede encontrar la justa medida en que se mezcle la lectura, que es un placer, y el entretenimiento al que estamos acostumbrados.

Leer es muy importante dentro de la formación de todas las personas, especialmente de los jóvenes, que es casi una forma de vida pues "proporciona a las personas la sabiduría acumulada por la civilización. Los lectores maduros aportan al texto sus experiencias, habilidades e intereses; el texto, a su vez, les permite aumentar las experiencias y conocimientos, y encontrar nuevos intereses (Enciclopedia Microsoft Encarta 99).

Con el problema del rechazo a la lectura por parte de los niños y jóvenes, más que todo, muchas personas y organizaciones han querido crear planes para fomentar el hábito de leer como un placer. En Bogotá, Enrique Peñalosa tuvo la idea de crear una biblioteca para niños que va a contener los 100 mejores libros por edades (de 0 a7, de 7 a 10 y de 10 a 12 años). Se imprimieron 200 mil libros y tres cuartas partes van a ser regaladas a colegios, escuelas y bibliotecas del distrito.

Dentro de estos 100 mejores libros para niños están: "Poemas de Rafael Pombo, Caperucita roja, La bella durmiente, La Cenicienta, Blancanieves, Las mil y una noches, Alicia en el país de las maravillas, Los viajes de Gulliver, Los tres mosqueteros, El principito, Pinocho, Aladino y la lámpara maravillosa, entre otros." (El tiempo).

En conclusión se puede decir que la lectura a través de la historia ha sido muy importante en el campo de la educación. En la actualidad la tecnología ha ocupado el espacio de los libros por lo que el nivel de educación ha bajado mucho. Los jóvenes de hoy prefieren hacer mil cosas diferentes a leer y cuando por motivos de estudio les toca hacerlo, lo hacen de mala gana y no lo disfrutan, lo cual hace que le cojan fastidio a la lectura.

No soy un gran lector, pero aprecio el valor de los libros y soy consciente que entre más lea, más capacitado estaré y por lo mismo seré en un futuro no muy lejano más competitivo. ¡A leer se dijo!


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

No Olvides Comentar Aquí:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leer Almas de Papel

Somos un proyecto literario incipiente que pretende promover el disfrute de la lectura y la escritura...
Anímate a viajar entre las páginas de un libro, a soñar junto a tus personajes favoritos, y a crear nuevos mundos!

.

.